24.12.09

Una reflexión navideña...

.
Navidades, días de ajetreo, de compras y de excesos,
navidades, días de amor, de reflexión, de calor.

Cuánto tenemos...cuándo nos ha sido dado,
saber reconocerlo y compartirlo es nuestro mayor regalo.

Hoy quiero hablar de mi sueño,
que sepamos disfrutar de lo pequeño,
de una lectura, de una sonrisa,
de un rayo de sol, de una ilusión.

Que podamos ver más allá de las formas,
que invirtamos en lo que creemos y como niños confiemos.

Pharmawords os desea salud y amor para el 2010.

FELIZ NAVIDAD.

23.12.09

Propiedades anticancerosas del hongo Reishi (Ganoderma lucidum)

Reishi, Lingzhi o Ganoderma lucidum, es un hongo popular medicinal, utilizado desde tiempos antiguos en Asia para el mantenimiento de la salud y la longevidad. Los efectos de este hongo se deben principalmente a su acción estimulante del sistema inmune. Pero esta no es su única acción, sino que se han descrito multitud de otras acciones, antiinflamatoria, antioxidante, etc.

Varios extractos de Ganoderma lucidum han demostrado actividad anticancerosa. Se han realizado experimentos in vitro añadiendo a células cancerosas aisladas extractos de Ganoderma lucidum. También, se ha investigado qué pasa cuando a un animal se le inyectan células cancerosas o se les expone a agentes carcinógenos (determinadas sustancias químicas) y en paralelo se le administran los extractos del hongo.

Primero me referiré a la posible aplicación terapéutica como preventivo del cáncer. En un trabajo publicado en el 2006, investigadores del departamento de oncología experimental de la universidad de Hiroshima en Japón, estudiaron el efecto de Ganoderma lucidum en ratas a las que se les administró un agente carcinógeno, N-nitroso-bis(2-hidroxipropil)amina o BHP. Este agente es causante de adenocarcinoma pulmonar. Los resultados indicaron que el suplemento de reishi en la dieta de las ratas inhibía el desarrollo de tumores. Todas las dosis estudiadas causaron una reducción en el número de nódulos cancerosos que aparecieron en los pulmones de ratas expuestas a BHP (Kashimoto, 2006).

Reishi tiene propiedades estimulantes del sistema inmune. Los monocitos humanos eliminan células tumorales pero no células normales. En experimentos in vitro, G. lucidum aumentó los niveles de CD40 y CD86 en los monocitos sanguíneos humanos, revelando que G. lucidum favorece la activación de estas células inmunes (Ahmadi, 2009).

El efecto de reishi se ha investigado en células de cáncer de mama. En el 2002 un grupo de investigación de Corea estudió el efecto de un extracto alcohólico de reishi en una línea celular de cáncer de mama llamada MCF-7. El extracto logró inhibir la proliferación (división) de las células de forma dependiente de la dosis y del tiempo de incubación. Además se vio que existía múltiples mecanismos por los que reishi ejercía su acción, es decir, que reishi afectaba a muchas proteínas relacionadas con la división y la muerte celular programadas (llamada en términos científicos “apoptosis”) (Hu, 2002). Estos datos han sido confirmados más tarde por numerosos laboratorios (Lu, 2004; Jiang, 2004). Científicos del laboratorio de investigación sobre cáncer en Indianápolis, EEUU, mostraron en experimentos in vitro (en células en cultivo) que reishi impedía asimismo la migración de un tipo de células tumorales de mama y de próstata. Estos resultados sugieren que reishi podría reducir el potencial invasivo (metástasis) de tumores (Sliva, 2002).

Ganoderma lucidum ha sido también evaluado en células de cáncer de próstata. El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más común en hombres de los países occidentales, y tiene una alta incidencia de metástasis óseas. Su crecimiento suele ser dependiente de hormonas masculinas (andrógenos). Por ello, la terapia de elección suele ser el tratamiento llamado “hormonal” que en realidad se trata de un bloqueo de las hormonas masculinas o tratamiento antiandrogénico. Hoy en día, no existen terapias efectivas para el cáncer de próstata insensible al tratamiento hormonal. En una línea celular de cáncer de próstata, un extracto de Ganoderma lucidum exhibió propiedades inhibidoras del crecimiento, tanto de forma dependiente de hormonas (afectando la actividad del receptor de andrógenos) como independiente de ellas (mediante extimulación directa de la muerte celular) (Zaidman, 2007).

Estudios sugieren que el cáncer colorectal también podría ser controlado por reishi. Investigadores del centro Tang para la investigación de medicina herbal, en la Facultad de Medicina Pritzker de Chicago, EEUU, mostraron que extractos de G. lucidum inhiben la proliferación de células humanas de cáncer colorectal SW 480 (Xie, 2006). Investigadores de Hiroshima, Japón, demostraron que reishi controlaba la aparición de cáncer de colon en ratones expuestos a N,N'-dimetilhidrazina (DMH). En el grupo al que se le administró reishi junto con la dieta, los tumores eran mucho más pequeños (Lu, 2002).

Con respecto a las aplicaciones en humanos, hay pocos datos –publicados en revistas científicas- sobre los efectos de reishi en cáncer en humanos. Un grupo de investigación del departamente de patología del hospital Queen Elisabeth en Hong-Kong, China, publicó en el año 2007 la remisión de un linfoma gástrico en un paciente que tomaba grandes dosis de Ganoderma lucidum. Los médicos afirman que la remisión completa de un cáncer linfático de células B de alto grado es extremadamente rara. Los investigadores encontraron en el lugar donde el paciente tenía el linfoma de células B, un infiltrado de linfocitos de tipo T, un tipo de células inmunitarias. Por ello postulan que Ganoderma lucidum habría generado una respuesta inmune de células T, contra el linfoma de células B (Cheuk, 2007).

He nombrado sólo algunos de los trabajos publicados sobre reishi y cáncer. Es cierto que aún hay aún pocos datos en la literatura científica, pero son indicios suficientes como para llevar a cabo un estudio más detallado de la utilidad del reishi como agente anticanceroso en humanos. Especialmente, dado que los quimioterápicos que se utilizan en el tratamiento del cáncer debilitan el sistema inmune, el uso de reishi podría evaluarse como terapia adyuvante potenciadora del sistema inmune.

Las últimas terapias anticancerosas occidentales, como algunos anticuerpos monoclonales, actúan selectivamente sobre proteínas que favorece el crecimiento del cáncer. Sin embargo, hay un número significativo de pacientes que no responden al tratamiento o que desarrollan resistencias a él. Además, ha sido reportado que estas terapias suelen ser efectivas durante pocos meses, pero inevitablemente el cáncer se vuelve resistente al fármaco antes de un año de tratamiento.

Las compañías farmacéuticas tienen el derecho de poner a la venta exclusiva los fármacos y productos que patentan durante un periodo de 20 años. Quizás la causa del desinterés en la aplicación y el estudio del reishi en el tratamiento del cáncer en humanos es que los productos naturales no pueden ser patentados, es decir, ninguna compañía farmacéutica podría reclamar la venta y explotación exclusiva de reishi. Por ello, si el reishi y otras sustancias naturales funcionan, los beneficios de múltiples patentes para el tratamiento del cáncer presentes en el mercado farmacéutico podrían debilitarse. ¿Quién quiere financiar una investigación que podría poner en riesgo tan cuantiosos ingresos?.

Ganoderma lucidum, lingzhi, reishi, mannentake, hongo de la inmortalidad, numerosos nombres para un producto natural que podría ser clave en la terapia contra el cáncer.


Referencias:

Ahmadi K, Riazipour M. (2009) “Ganoderma lucidum induces the expression of CD40/CD86 on peripheral blood monocytes.” Iran J Immunol. 2009 Jun;6(2):87-91.

Cheuk W, Chan JK, Nuovo G, Chan MK, Fok M. (2007) “Regression of gastric large B-Cell lymphoma accompanied by a florid lymphoma-like T-cell reaction: immunomodulatory effect of Ganoderma lucidum (Lingzhi)?” Int J Surg Pathol. Apr;15(2):180-6.

Hu H, Ahn NS, Yang X, Lee YS, Kang KS.” Ganoderma lucidum extract induces cell cycle arrest and apoptosis in MCF-7 human breast cancer cell.” Int J Cancer. 2002 Nov 20;102(3):250-3.

Jiang J, Slivova V, Harvey K, Valachovicova T, Sliva D. (2004) ”Ganoderma lucidum suppresses growth of breast cancer cells through the inhibition of Akt/NF-kappaB signaling.” Nutr Cancer. 49(2):209-16.

Kashimoto N, Hayama M, Kamiya K, Watanabe H.(2006) “Inhibitory effect of a water-soluble extract from the culture medium of Ganoderma lucidum (Rei-shi) mycelia on the development of pulmonary adenocarcinoma induced by N-nitrosobis (2-hydroxypropyl) amine in Wistar rats.” Oncol Rep. Dec;16(6):1181-7.

Lu H, Kyo E, Uesaka T, Katoh O, Watanabe H. (2002) “Prevention of development of N,N'-dimethylhydrazine-induced colon tumors by a water-soluble extract from cultured medium of Ganoderma lucidum (Rei-shi) mycelia in male ICR mice.” Int J Mol Med. Feb;9(2):113-7.

Lu QY, Sartippour MR, Brooks MN, Zhang Q, Hardy M, Go VL, Li FP, Heber D. (2004) “Ganoderma lucidum spore extract inhibits endothelial and breast cancer cells in vitro.” Oncol Rep. 2004 Sep;12(3):659-62.


Sliva D, Labarrere C, Slivova V, Sedlak M, Lloyd FP Jr, Ho NW.(2002) ”Ganoderma lucidum suppresses motility of highly invasive breast and prostate cancer cells.” Biochem Biophys Res Commun. Nov 8;298(4):603-12.

Xie JT, Wang CZ, Wicks S, Yin JJ, Kong J, Li J, Li YC, Yuan CS. (2006) “Ganoderma lucidum extract inhibits proliferation of SW 480 human colorectal cancer cells.” Exp Oncol. Mar;28(1):25-9.

Zaidman BZ, Wasser SP, Nevo E, Mahajna J. (2007) “Androgen receptor-dependent and -independent mechanisms mediate Ganoderma lucidum activities in LNCaP prostate cancer cells.” Int J Oncol. Oct;31(4):959-67.

22.12.09

La "polypill" o pastilla múltiple, una opción económica y accesible para la prevención del infarto de miocardio.

La cardiopatía isquémica –angina de pecho e infarto de miocardio- y la apoplejía* –accidente cerebrovascular- son las primeras causas de muerte en el mundo. La mayoría de las personas que lo sufren viven en países rentas bajas o medias, principalmente en países en vías de desarrollo.

¿Qué hacer? En la prevención del infarto de miocardio y la apoplegía, son primordiales los cambios en el estilo de vida. Esto se debe a que los tres factores clave en su aparición son el uso del tabaco, la inactividad física y una dieta no saludable. Por ello, además de dejar el hábito tabáquico y realizar ejercicio, se recomienda aumentar el consumo de frutas y verduras. Una dieta baja en estos alimentos es responsable, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, de un 19% de los cánceres gastrointestinales, de un 11% de las apoplejías y de un 31% (casi un tercio) de las cardiopatías isquémicas (1) . En total, se podrían salvar más de 2.7 millones de vidas al año si se aumentara el consumo de fruta y verdura (2). Además, recientemente se han reportado las ventajas notables de una reducción en el consumo de sal (Bibbins-Domingo, 2010).

Adicionalmente, hay muchas evidencias clínicas que apoyan el uso de fármacos. De hecho, investigadores atribuyen la mitad de la disminución en la mortalidad por causas cardiovasculares que ha tenido lugar en Estados Unidos en los últimos diez años, al uso de medicamentos. Se trata de fármacos antiagregantes de las plaquetas (para evitar la formación de trombos*), para bajar la presión arterial y para reducir los niveles de colesterol. ¿Por qué reducir también los niveles de colesterol? Se calcula que el 56% de los infartos de miocardio y el 18% de las apoplejías se deben a niveles altos de colesterol (1).

Sin embargo, el uso de esta combinación de medicamentos no es tan sencillo como parece, ya que aparecen varios inconvenientes: 1) al tratarse de varios fármacos existe el riesgo de errores por parte del médico en el momento de la prescripción; 2) los pacientes tienen que tomar varias pastillas y eso favorece que haya falta de continuidad o errores en la toma de fármacos; 3) en ocasiones uno o más fármacos no se encuentra disponible; 4) el tratamiento es caro.

Para evitar estos problemas, apareció la poli-pastilla (“polypill” en inglés), este concepto fue generado por los científicos Wald y Law en el 2000. Ellos publicaron un artículo en el año 2003 en el que afirmaban que una poli-pastilla que contuviera seis fármacos, administrada a los mayores de 55 años, podría reducir los accidentes cardiovasculares en un 80% (Wald, 2003). Sin embargo, desde entonces, la poli-pastilla ha sido fuente de grandes controversias. Los detractores de ésta afirman, entre otras cosas, que la reducción del riesgo cardiovascular derivada de su toma podría ser demasiado optimista y que la aceptación social por parte de pacientes y médicos será menor de lo esperado. Otra fuente de preocupación es la aparición de efectos secundarios a causa de algunos componentes de la poli-pastilla. Por ejemplo la aspirina puede originar complicaciones gastrointestinales y algunos fármacos para reducir la presión arterial pueder ser causantes de tos. Por ello, los efectos secundarios derivados de uno o dos componentes podrían ser causantes de la interrupción de la toma y la pérdida del efecto terapéutico de los otros componentes de la poli-pastilla.

Para minimizar estas posibles dificultades, un equipo de cardiólogos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares en Madrid, España (Fuster, 2007; Sanz, 2009) han evaluado la posibilidad de utilizar una poli-pastilla más sencilla y eficaz para prevenir la cardiopatía isquémica en pacientes de alto riesgo, aquellos que ya han sufrido un infarto de miocardio. Esta pastilla múltiple contendría una combinación de sólo tres fármacos, 100 mg de aspirina (que tiene funciones de un antiagregante plaquetario, para evitar la formación de trombos), 40 mg de sinvastatina (para reducir el colesterol en la sangre), y ramipril (para bajar la presión arterial) en tres dosis diferentes (2.5 mg, 5 mg and 10 mg). De esta forma, el ramipril podría ser utilizado a menores dosis (5 g o 2,5 mg) en el caso de provocar tos a la dosis más elevada (10 mg).

Estos investigadores creen que la poli-pastilla que están desarrollando, proporcionada a bajo precio, aumentaría el seguimiento del tratamiento y reduciría costes. Además, afirman que si se lograra éxito en esta área de prevención se podrían abrir las puertas al desarrollo de poli-pastillas para otras enfermedades, como la diabetes y la apoplejía. De esta forma, en todo el mundo, la poli-pastilla haría accesible las terapias farmacológicas más eficaces y modernas a las personas con menos recursos, toda una utopía que parece poder convertirse en realidad.


Diccionario de términos (*):

Apoplejía o accidente vascular cerebral: Está causada por la interrupción del aporte de sangre al cerebro, normalmente causada porque un vaso se rompe o se bloquea por un trombo. Esto interrumpe el aporte de oxígeno y nutrientes, causando daños en el tejido cerebral. El síntoma más común de una apoplejía es una debilidad repentina en la cara, brazo o pierna, mayoritariamente en una parte del cuerpo. Otros síntomas incluyen: confusión, dificultad para hablar, dificultad para ver con un ojo o ambos; dificultad al caminar, mareos, pérdida del equilibrio o la coordinación; dolor de cabeza intenso sin razón aparente; desmayo o pérdida de consciencia. El efecto de una apoplejía depende de qué parte del cerebro está afectada y gravedad del daño. Una apoplejía grave puede causar la muerte repentina (3).

Trombo: Un coágulo sanguíneo que se forma dentro de un vaso sanguíneo o dentro del corazón y que puede llegar a obstruirlo.


Bibliografía:

Bibbins-Domingo K, Chertow GM, Coxson PG, Moran A, Lightwood JM, Pletcher MJ, Goldman L. (2010) ”Projected Effect of Dietary Salt Reductions on Future Cardiovascular Disease.” N Engl J Med. Jan 20.

Fuster V, Sanz G.(2007) “A polypill for secondary prevention: time to move from intellectual debate to action.” Nat Clin Pract Cardiovasc Med. Apr;4(4):173.

Sanz G, Fuster V. (2009) “Fixed-dose combination therapy and secondary cardiovascular prevention: rationale, selection of drugs and target population.” Nat Clin Pract Cardiovasc Med. Feb;6(2):101-10.

Wald NJ, Law MR. (2003) “A strategy to reduce cardiovascular disease by more than 80%. “ BMJ. Jun 28;326(7404):1419.

(1) “The World Health Report 2002. Reducing risks, promoting healthy life. Geneva, World Health Organization, 2002.”

(2) “Preventing Chronic Diseases: A vital investment. Geneva. WHO. 2005”

(3) http://www.who.int/topics/cerebrovascular_accident/en/

15.12.09

Dime lo que comes y te diré si te acuerdas.

La incidencia de la enfermedad de Alzheimer está en aumento. Se ha descubierto que las alteraciones de la memoria presentes en ésta y otras enfermedades podrían ser complicaciones de la diabetes. Es más, varios estudios han demostrado que las personas obesas tienen un riesgo mayor de padecer no sólo desarreglos en la capacidad de aprendizaje, sino también demencia y enfermedad de Alzheimer. En esta entrada explicaremos este fenómeno. Gracias por su paciencia.